ROSENDO

El nacimiento del Rosendo (bautizado en su botadura como Yago ll) resultó muy azaroso: el barco es un diseño de Nicholson de 1940 y su construcción fue encargada por Pedro Masó a Pau Ferrer, prestigioso carpintero de ribera mallorquín, en Palma en el año 1941, según datos de Pepe Ferrer, hijo del mismo Pau.

Por lo visto, en uno de los viajes que el futuro armador realizó a Palma a ver como iba la construcción de su barco, vio unas tablas en la popa que no le gustaron. Sin comentar nada al respecto, se fue al Club Náutico de Palma, pero cuando allí le preguntaron qué tal progresaba la construcción de su barco, el hombre, visiblemente preocupado, comentó que le estaban poniendo unas maderas de mala calidad, que no se correspondían con lo que tenía contratado con Pau Ferrer.

Efectivamente, las maderas en cuestión eran unas tablas en las que se podía leer “Brandy Soberano”… Por supuesto, aquel desafortunado comentario no tardó en llegar a oídos de Pau Ferrer más de lo que canta un gallo y, por lo visto, también ese fue el tiempo que tardó Pau Ferrer en presentarse en el Club, provisto de 300.000 pts. para dárselas al futuro armador diciéndole: “A usted no le hago el barco, aquí tiene el dinero que me dio de entrada y el barco es mío”. El armador se quedó con los planos, que eran suyos y ahí terminaron la relación.

Naturalmente, aquellas tablas de una caja de soberano hacían las veces de puntales, para encolar unas piezas aunque eso nunca lo supo Pedro Masó, ya que Pau Ferrer jamás le dio explicaciones, simplemente no consintió que se dudara de su honradez, ni de su profesionalidad.

Los trabajos en el barco se detuvieron, hasta que otra persona se enteró de que en Palma había un barco a medio terminar y lo compró, terminándolo y botándolo el año 1950. Al faltar los planos originales, el palo se montó algo atrasado, para seguir la moda de grandes génovas, que entonces empezaba a apuntar. Ello hizo que el Rosendo fuera muy ardiente, hasta que el actual propietario, el cuarto de la vida del Rosendo, optó por subir el estay de proa a tope de palo y montar una trinqueta. Así, quedó equilibrado y ahora es un placer navegar en el barco, sin ir tirando de la caña constantemente.

Diseño: Camper & Nicholson
Constructor: Pau Ferrer
Año: 1.950
Longitud total: 13,47
Manga: 3,54
Calado: 2,80
Desplazamiento:
Categoría: Clásico
Rating APM:
Asociación: RANC
Galería:
International Mediterranean Committee